UNDONE

FERNANDO CARABAJAL

TERRAZA

15 FEB – 26 MAR, 2021

‘Undone’ es el título de esta exposición y para mí significa aquello no conformado, o quizá conformado después de haber sido alguna vez algo completo, integral. Un momento singular de una serie de eslabones en transformación. La pieza de la terraza, “Base del Mundo Nuevo” conlleva la referencia a Piero Manzoni cuando, hace exactamente 60 años, estableció la ruptura definitiva de lo escultórico con su obra Socle du Munde, presentando el pedestal clásico de manera invertida sobre el césped: el mundo entero era entonces el objeto, el concepto y el espacio, con un solo gesto, fueron para siempre otros. Esta instalación propone ser una aparición en la que convergen tiempos y espacios: nuestro presente que está -en sí y para sí- virado, y que nos coloca en un punto concreto y pausado para observar los orígenes y sus posibles vínculos con lo hecho y lo por hacer, y las posibilidades necesariamente urgentes dentro de los espacios arquitectónico y topológico. Es decir, aún no conformamos base: devenimos superficie.

Las piezas de la sala complementan la idea, cada una por separado. La obra que es una sola pieza hecha de ocho fragmentos y que se llama “Undone”, es quizá el lado o momento inverso, incluso previo, de la instalación de la terraza. Los fragmentos de la terraza son exactamente los mismos 8 que conforman esta figura pero al doble y al triple de tamaño. Es un enunciado escultórico en toda su dimensión, en su geometría, materialización y presentación. La pieza de 11 figuras “Transformative bonds” es la secuencia que sufre la forma de un cubo hasta ser una esfera. Es el relato de esto pero también es una sutil selección de los momentos o eslabones precisos para observar dicha situación. La pieza de tres niveles en amarillo, negro y rojo se llama “Kepler`s blasphemies 1”.Se trata de una construcción a partir de las geometrías desarrolladas por este matemático y que en su tiempo significaron un gran avance en la reflexión del universo y su cosmogonía, referentes a su vez para genios como Newton y Gauss. Habla de eso que siempre tendrá una forma definida por factores no visibles y que vienen a asentarse en un cuerpo, los lapsos concretos de la bidimensionalidad de un dibujo hacia su posibilidad volumétrica.

Todas mis piezas hablan de aquello intraducible y que la escultura devela, a partir también del proceso de producción y construcción, los materiales y la fabricación, por eso la impresión en 3D está siendo propicia, pues para mí es llevar los datos a formas y volúmenes físicos y tangibles. La escultura, para mí, no se crea ni se destruye, solo se transforma.

  • Fernando Carabajal